LA SEÑORA

12 Nov

   Madrid ofrece una visión apocalíptica estos días con la huelga de basuras. Dentro de la sinrazón he leído que Ana Botella iba a tomar medidas contra el botellón (valga la redundancia) en fin de semana, reforzando la vigilancia, es decir en vez de ir al origen del conflicto, y quitarnos esta cruz, previene e intenta disolver la libre reunión de jóvenes, para no recoger más mierda de las calles. Surrealismo en estado puro…En este contexto, una amiga se acercó al centro el otro día y me comentaba entre risas las situaciones tan raras que se producen con la huelga, que en la esquina San Bernardo/Gran Vía, se encontró con otra escena apocalíptica, dos rumanos con un cerdo vietnamita en brazos caminando a prisa, y toda la mierda esparcida a su alrededor…no es el hecho de los rumanos, sino que nos preguntábamos ¿qué hacía un cerdo vietnamita por allí?…desde luego en su habitat estaba, más que los madrileños, los que estamos fuera de lugar somos nosotros….señora2

Con este maravilloso panorama que tenemos, quedé con una amiga para comer por el centro, sí, somos masocas, nos gusta ir saltando obstáculos, contenedores incendiados, basura esparcida por el suelo, mogollones de plásticos y comida amontonados….si la mierda es visible en los barrios, en el centro mucho más como medida de presión….El caso es que me sobraba tiempo, así que me adentré en unos grandes almacenes para echar un vistazo…

   Estaba yo mirando unos pantalones pitillo negros, de esos de fondo de armario que pegan con todo y se acerca una dependienta -¿la puedo ayudar señora?-( Ah, pero es a mí)……-Pues sí mira, quiero estos pantalones negro pitillo-, -uf, creo que no hay su talla-…Una vez que me recupero del bajón depresivo del “Señora” y de la talla (es muy difícil asumir los dos en uno), me meto al probador con unos pantalones que en teoría son  mi talla….El probador proyecta una luz cenital  como la de las películas de terror con la que mi celulitis es más que evidente, de hecho nunca me había fijado en taaaanta celulitis…..en fín que sólo juntando las dos piernas del pantalón cabría una sola pierna mía (complejo de elefante). -¿Cómo le quedan?, -no  me convencen- …corramos un tupido velo.

   Salgo de allí como alma que lleva al diablo, me doy cuenta que estoy en la planta de jóvenes y que solo hay hasta la talla 42, joder es verdad,¡ ya no soy una jovencita!, pero igualmente me indigno, ¡qué pasa que las chicas que pasan la talla 42 no tienen derecho a vestirse aquí!. Parece ser que NO. Podría haberme ido directa a la planta de Señoras pero me niego. Mi edad biológica va por un lado y mi edad cronológica por otro….Actitud. No es que yo niegue mi edad, soy cuarentona y lo asumo con gusto, me he acostumbrado al Ud. y al Señora, lo que pasa es que mi mente va por libre, llamadme inmadura pero a veces me sigo sintiendo como aquella muchacha impulsiva, caprichosa, inconformista, peleona y también bailona, con ganas de cachondeo…

   El Mundo Viejuno existe, por qué negarlo, incluso en la juventud, hay jóvenes-viejos desde que nacen, apocados, quejicas, conformistas, desganaos, tristes…..No suelo mirar a la gente por la edad y a veces me molesta que me pregunten por la mía o por la de los demás. No, no es relevante, o se tienen ganas o no se tienen o hay actitud y predisposición para hacer las cosas o no la hay independientemente de los 20, 30, 40 ó los años que se tengan.

   Me encuentro con mi amiga Isabel, cuarentona como yo para comer, le comento lo de la luz cenital del probador que me ha amargado el día, nos reímos, charlamos, ambas tenemos parejas más jóvenes ¿casualidad?. Realmente no nos creemos los cuarenta y tantos, nos conocemos desde pequeñas y nos da igual, la única evidencia son los dolores de espalda, lumbagos, bahhhhh achaques sin importancia.

   Debido a los achaques sin importancia precisamente, me dirijo a hacerme una radiografía en la espalda esta misma semana. Dos meses después me han dado cita, cuando entro en la sala, la enfermera me da las instrucciones pertinentes, me indica dónde tumbarme, y antes de comenzar me dice: -¿Estás embarazada o crees que pudieras estarlo?- . Le respondo NOOOOOO, con una sonrisa de oreja a oreja…..¡Me alegra que me haga esa pregunta!…Hoy en día las señoras podemos dedicir y pensar en la maternidad incluso hasta los cuarenta y tantos…..

Anuncios

6 comentarios to “LA SEÑORA”

  1. Kate -también una Señora noviembre 12, 2013 a 4:55 pm #

    You’re so right about the changing rooms: the modern day torture chamber. They’re always too small, too dark or that horrible light that looks like a butcher’s. They’re dirty. There’s never enough hooks or places to divide up the “still to try on” from the “tried on and looks crap” from the (increasingly unlikely) “just what I was looking for and fits perfectly”. Those mirrors show you parts of your anatomy that you’d forgotten were there and views of you from angles which are unlikely to persuade you ever to buy trousers again.
    And don’t get me started on clothing sizes….I consider myself to be reasonably “normal” -in the typical female body size sense. So why can I only fit into clothes labelled “L” or “G”?

  2. Lola noviembre 12, 2013 a 7:05 pm #

    Querida Sonia, coincido contigo en tantas cosas: también soy cuarentona; hace tiempo que deje de mirarme en los vestuarios hasta que no estuviera vestida (por aquello de la luz cenital); me deprime el tema de las basuras que inundan Madrid, y, lo que es increíble, he visto a los rumanos con su cerdo por Sol!. Me lo dijeron mis hijas mientras tiraba de ellas intentando descubrirles Madrid. No hombre, es un perrito!, les dije, hasta que vi el morrillo negro o gris. En fin, que Madrid esta estos días un poquito extraño.

    • disertacionesorales noviembre 12, 2013 a 7:06 pm #

      Jajajaja, has visto al cerdo vietnamita? Para que veas que está basado en hechos reales….

  3. Vasili noviembre 13, 2013 a 8:16 am #

    serdo no es animal de companía, serdo es animal de comer. Serdo a nasido para morir en la casuela, rumano cumple destino de serdo.
    sinora, dame argo.

  4. Yoly noviembre 16, 2013 a 4:34 am #

    Yo es que… Cómo sufro el Síndrome de Peter Pan… No envejezco, envejecen los q están a mi alrededor, les miro y me digo para mis adentros -Uyyy! Yostoy mejor, no?- Hasta q llegan mis hijos adolescentes y me dicen…Mamá, ya eres vieja, estás mayor… Bueeeno, pues me ofendo toa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: